Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

10 motivos para viajar a Marruecos

10 motivos para viajar a Marruecos

La verdad es que no deberíamos tener ningún motivo en concreto para viajar a Marruecos, ya que el solo nombre del país, debería ser suficiente como para que, con pronunciarlo, nos entrasen una ganas irresistibles de volar hasta allí y recorrer uno de los lugares más increíbles del mundo. Pero por si no estás convencido únicamente con esto, te dejamos 10 motivos para viajar a Marruecos.

1. Por su cultura y por proximidad con España.

A simple vista puede no parecerlo, pero su proximidad con España hace de Marruecos un destino idóneo si planeas un viaje desde este país, en el que te apetezca conocer o disfrutar de una cultura bastante diferente a la española. Porque su cercanía te da la posibilidad de estar en el destino en pocas horas y así, Marruecos se vuelve un destino idóneo dentro de las muchas posibilidades que nos ofrece el mapa viajero.

Imagen de Marruecos.

2. Su gastronomía.

Si hay algo que no podemos obviar en Marruecos, es su gastronomía. Con infinidad de posibilidades, que van desde degustar un zumo de naranja en Djemaa el-Fna (Marrakech) a comprar un puñado de aceitunas en el puesto de un mercado, pasando por sentarte en una terraza y disfrutar de un increíble tajine, que, seguro, pasará a formar parte de tus recuerdos del viaje, estos son solo algunos ejemplos de las muchas opciones que tienes para disfrutar de la gastronomía marroquí. Por no hablar de sus desayunos, o sus dulces… Estaríamos horas y horas hablando de una de las gastronomías más completas del mundo.

Plato de comida en Marruecos.

3. Para ser conscientes de cuántas ideas preconcebidas tenemos de este país.

Como suele pasar de forma habitual, Marruecos es uno de esos países sobre los que tenemos muchas ideas preconcebidas, algunas más acertadas que otras. La mejor forma de comprobar si estos tópicos tienen base o no es viajando al país, momento en el que te aseguramos, cambiará totalmente tu percepción: lo que creías increíble, es todavía más maravilloso. Los lugares que pensabas que iban a sorprenderte, superarán todas tus expectativas. Las situaciones que creías que iban a poner a prueba tus nervios, probablemente lo hagan (y en más de una ocasión). Así es Marruecos, un país para vivirlo con los cinco sentidos.

Imagen de un zoco en Marruecos.

4. Por visitar Djemaa el-Fna en Marrakech y el resto de medinas del país.

Si hay un rincón que no puedes dejar de visitar en ninguna ciudad, ya sea en Marrakech o en cualquier otra de Marruecos (como Agadir, Ourzazate o Tanger) son las medinas y los zocos. No hay mejor lugar que este para conocer la realidad del país, ver su cultura, charlar con los locales, probar la gastronomía y, al mismo tiempo, vivir en primera persona esa vida diaria que en muchas ocasiones nos perdemos al visitar los lugares más turísticos. Sin lugar a dudas, dedicar unas horas al zoco será toda una sorpresa. Eso sí, si estás en Marrakech, lo mejor es que te lo tomes con tranquilidad, ya que este, al ser el que está más enfocado al turismo, está mucho más masificado y los vendedores son bastante más absorbentes.

Imagen de un zoco en Marruecos.

5. Las compras.

Sabemos que no todo son las compras. Es más, esto debería ser un aspecto secundario en un viaje, pero… ¿qué sería de Marruecos sin sus tiendas y zocos? Y qué sería de nosotros sin pararnos en alguno de los locales, cargados de paciencia y dispuestos a pasar varios minutos frente a un té con menta o regateando como si no hubiese un mañana para conseguir ese precioso juego de té del que nos hemos enamorado.

Imagen de un zoco en Marruecos

6. Pasar una noche (o varias) en el desierto.

Uno de los grandes motivos para viajar a Marruecos es pasar una noche, o varias, en el desierto. Algo que no podemos hacer en muchos países, en Marruecos podremos disfrutarlo contratando un tour desde alguna de sus ciudades más turísticas o, directamente, acercándonos nosotros mismos, y haciéndolo una vez en las puertas del alojamiento del desierto. ¿Te imaginas dormir entre las dunas, con un cielo con miles de estrellas como techo? Es posible, y en Marruecos es mucho más fácil de lo que crees.

7. Hacer la Ruta de las Kasbahs.

Si hay una ruta en Marruecos que no te dejará indiferente, esa es la Ruta de las Kasbahs, ciudadelas construidas en adobe que representan la cultura bereber y salpican los increíbles paisajes del Gran Sur de Marruecos.

El más conocido de Marruecos es Ait Ben Hadou, declarado Patrimonio de la Humanidad en el 1987, que nos regala una experiencia única en la que nos podremos adentrar en este ksar, recorriendo sus calles de adobe.

Otro de los lugares de esta ruta que no podemos perdernos es la Kasbah Taourit, considerada como una de las mejor conservadas de Marruecos.

Imagen de Ait Ben Haddou, en la Ruta de las Kasbahs

8. Perderte por las callejuelas de Essaouira.

No podemos negar que Marrakech es una de las ciudades más importantes y también una de las más turísticas de Marruecos, pero no deberías olvidar la cercanía de Essaouira, una tranquila y apacible ciudad de la costa atlántica marroquí que se ha convertido, con el pasar del tiempo, en uno de los lugares más fascinantes y sorprendentes del país. Un lugar único en el que olvidarse un poco del ajetreo y el caos de Marrakech, dejándose llevar por la tranquilidad y la hospitalidad marroquí.

Imagen de las calles de Essaouira

9. Para perderse por los azules imposibles de Chefchaouen.

Si hay un lugar próximo a nuestro país, bonito y con encanto, ese es, sin dudarlo ni un segundo, Chefchaouen, o Chaouen, como era conocido cuando fue fundado por los bereberes. O pueblo azul, como es conocido a día de hoy por el llamativo y distintivo color azul con el que están pintadas las casas de la medina. ¿Te animas a conocerlo?

10. Por recorrer el país, de punta a punta, sin dejarnos un rincón.

Y ahora llega el gran motivo para viajar a Marruecos: recorrer el país de punta a punta, sin dejarte un rincón, ya que esta es la mejor forma de conocer uno de los lugares más sorprendentes y mágicos del mundo. Teniéndolo tan cerca, ¿de verdad seremos capaces de no dejarnos sorprender? Marruecos es así, un país increíble que te hace un regalo único: dejarse conocer sin reservas.

marruecos-3-600

Global Exchange en Marruecos

Por último, queremos recordarte que la moneda en curso en este país es el dírham marroquí. Si la tuya no lo es, podrás cambiarla con Global Exchange que, además, cuenta con más de 13 oficinas de cambio en este país (en los aeropuertos internacionales de Agadir, Tánger, Marrakech, Casablanca y Fez).

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Podrás cambiar tu moneda en cualquiera de las oficinas que Global Exchange tiene en los aeropuertos y hoteles de más de 21 países del mundo. Mira en nuestra página web dónde podrás encontrarlas.

Y para que viajes con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites, aquí te damos un cupón descuento del 15% en tu cambio de moneda en cualquiera de nuestras oficinas. Imprime este cupón y preséntalo en nuestras oficinas para obtener tu descuento (descuento aplicable al margen de cambio de la moneda).

Vanessa Santiago

Autora de "Viajeros Callejeros" (www.viajeroscallejeros.com), un blog en el que escribo sobre mis viajes alrededor del mundo, proporcionando datos prácticos como rutas, transporte, alojamientos y lugares a visitar en cada país, para poder organizar tu propio viaje por libre con información de primera mano. Mi gran pasión, como reflejo en el blog, es viajar y lo hago tanto como puedo. Y quién sabe, quizás algún día se convierta en mi modo de vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre