Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

¿Mujer y viajera? ¡Esto es lo que debes saber!

¿Mujer y viajera? ¡Esto es lo que debes saber!

¿Cuántas veces has escuchado que siendo mujer es peligroso viajar sola? O que, claro, ¿por qué vas a viajar sola pudiendo hacerlo acompañada? Obviamente, como ya hemos dicho muchas veces en este blog, para gustos, los viajes; y para viajes, los momentos, ¡y hay momentos para todo!

Si estás pensando en hacer un viaje sola pero no te acabas de decidir, te damos algunos consejos para que pierdas el miedo que puedas tener. Porque, como leí hace poco: si te da miedo, ¡hazlo con miedo! Seguro que no te arrepentirás…

1. Intenta prescindir del remolque para tu equipaje.

Esta es la pregunta habitual, no solo si te vas a ir sola, sino en cualquier tipo de viaje. Lo único que debes tener en cuenta es que, a diferencia de en otros momentos, lleves lo que lleves, vas a tener que cargar con ello tú solita (a no ser que viajes con un remolque que, en ese caso, no tengo nada más que decir).

Por lo que a la ropa se refiere, dependerá del tiempo que vayas a estar fuera pero, por lo general, lo mejor es que no lleves más que lo imprescindible y si necesitas algo en el camino, siempre podrás lavarla sobre la marcha o comprar algo nuevo.

Lo más importante a tener en cuenta es que en algunos países no podrás encontrar ciertas cosas como ciertos medicamentos o productos femeninos. Por ejemplo, en lugares como Nepal o Cuba no encontrarás tampones y en Bulgaria te será complicado encontrarlos con aplicador.

2. Tienes múltiples opciones para dormir.

Si vas a viajar sola, lo mejor es que duermas en un hostel ya que allí te será más fácil conocer a otros viajeros que harán que te sientas acompañada. Y en muchos de ellos, además, tendrás la posibilidad de dormir en una habitación solo para mujeres. Puede que así te sientas más cómoda.

Lo mismo ocurre a la hora de buscar alojamiento, podrás hacerlo en páginas web solo para mujeres como Hermail.net (web en la que, además, encontrarás información de utilidad ofrecida por otras mujeres viajeras) o Women welcome women. En este último caso, tendrás que pagar por suscribirte.

3. No todos los países tienen la misma cultura y tú solo estás de paso.

nepal-400Según el país al que vayas, recibirás un trato u otro, pero no por ser tú. A lo que me refiero es a que existen muchas culturas en las que el papel de la mujer es secundario al del hombre, por lo que puede que en algunos momentos te sientas incómoda con ciertas situaciones. Es el caso de la India, donde recibirás muchas miradas incómodas, o de algunos países árabes, donde la cultura te exigirá que vayas cubierta.

Lo mismo te pasará si, por ejemplo, quieres entrar a una mezquita: olvídate de los tirantes y de los pantalones cortos. En otros casos, como es el de Marruecos, es importante que sepas que es frecuente el turismo sexual femenino, por lo que si crees haber ligado y tu ligue espera que le pagues todo, ¡no te sorprendas!

Ya ves que es importante que antes de emprender tu viaje, te asegures bien de las costumbres que rigen en tu destino para no meter la pata.

4. Busca el transporte que mejor se adapte a ti.

Esto también dependerá del tipo de viaje que busques ya que puedes hacerlo a todo trapo en taxi y coches particulares o recurrir al transporte público, que siempre es la opción más barata y con la que realmente sabrás cómo es la vida de un local.

En algunos países, como Japón, encontrarás en el metro vagones solo para mujeres. Lo mismo ocurre en algunos trenes. Y es recomendable que lo tengas en cuenta en tu viaje porque si piensas en pasar una noche en un tren para llegar a un nuevo destino, puede que sea mejor que busques un vagón sin hombres.

Si, en cambio, tu opción es moverte haciendo autoestop, debes ser muy cauta y asegurarte bien de si es seguro, y habitual, hacerlo en el país en el que estés.

5. No pierdas de vista tus pertenencias.

Ten cuidado con las aglomeraciones y, sobre todo, ten siempre bien escondidas tus pertenencias (principalmente, documentos como el pasaporte o el dinero), para que los amantes de lo ajeno no puedan llegar hasta ellas. Lo mismo es aplicable a momentos en los que estés esperando en una estación de tren o autobús ya que es en estos momentos cuando muchos suelen aprovechar para robar.

camera-1281279_640

6. Evita llegar de noche a una nueva ciudad.

Cuando llegamos a una ciudad nueva, siempre estamos desorientados: nuevo lugar, nueva gente, muchas veces nuevo idioma… Por eso, es mejor que llegues a plena luz del día porque, además de estar más tranquila, verás todo mucho mejor y te resultará más sencillo encontrar gente a la que preguntar, por ejemplo, dónde está tu alojamiento o dónde puedes subirte a un taxi oficial.

Además, ¿a quién no le da miedo la oscuridad? ¡Porque a mí sí!

7. Cuidado con los excesos… ¡que no estás en tu zona de confort!

Y con este punto me refiero a que si decides salir una (o varias) noches de juerga, lo hagas con conocimiento de causa. No te dejes llevar por las ganas de fiesta y salgas con el primer desconocido que conozcas, a donde él te diga, y menos aún, te emborraches. En este último caso, como pasa siempre, tus defensas bajarán y será más fácil que te pueda pasar algo.

También debes tener cuidado con lo que bebes y asegurarte de que sabes quién te lo ha servido porque puede que te pongan algo en la bebida, ¡y ni te enteres!

8. Busca actividades en las que te sientas cómoda.

Si no irías a bucear en tu país porque no te gusta, ¿por qué vas a hacerlo en un sitio distinto? Además de que cuentas con mucha menos seguridad por no saber todo sobre tu nuevo lugar, no necesitas exponerte a riesgos innecesarios. Busca una actividad que te guste y apúntate. ¿Sueles hacer senderismo? Hazlo allí. No solo disfrutarás de algo que te apetece hacer siempre sino que conocerás gente afín a ti que te dará una nueva visión del país y, tal vez, nuevas rutas.

Si, en cambio, lo que buscas es un tipo de viaje específico, enfocado a tus gustos, encontrarás agencias, solo para mujeres, a las que podrás sumarte, como Focus on women o Wom viajes.

girl-1484797_640

9. Ten a mano todos los teléfonos de emergencia.

Antes de salir de viaje, infórmate bien de todo lo que puedas necesitar, en caso de emergencia: dónde está la embajada de tu país, dónde están los hospitales internacionales, dónde será válido tu seguro de viaje, etc. Porque puede que no te pase nada (es lo más probable), pero también puede que llegues a necesitar alguno de esos contactos. Además de guardarlos en el móvil, llévalos en alguna libreta o en la cartera. Donde sea, ¡pero que estén a mano!

10. ¡Empieza a pensar en tu próximo viaje!

Como seguro que disfrutas mucho de la experiencia, sería bueno que fueses narrando tu aventura en un diario de viaje, grabando notas de voz o escribiendo un blog porque así, además de ayudar a otras viajeras (y viajeros también), cuando empieces a pensar en tu próximo destino podrás recordar lo que te gustó el anterior. Y si necesitas inspiración, puedes conseguirla en páginas web como Mujeresviajeras.com.

Para cerrar, como puede que lo pases por alto, recuerda asegurarte de la moneda en curso en el país al que vayas a viajar y cámbiala antes con Global Exchange.

[cta id=”3897″ align=”none”]

Miriam Gómez Blanes

Periodista inquieta y adicta a la escritura sin solución, actualmente coordino los contenidos del blog de viajes de Global Exchange, «Travel and Exchange». También cuento otras historias y realidades en mi blog: www.overthewhitemoon.com. Y lo hago mientras recorro el mundo. Si un viaje me dice ven, lo dejo todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre